Buscar

Sustancia económica: esencia de la entidad ante los usuarios de la información financiera

Conoce a qué se refiere la sustancia económica como postulado básico de las Normas de Información Financiera.

Equipo Siempre Al Día

Actualizado el: 09 Jul 2024

Compartir:

5 min de lectura

Sustancia económica

En el ámbito de la profesión contable, es esencial adherirse a directrices normativas que aseguren la producción de información financiera precisa y puntual. En México, estas directrices se conocen como «Normas de Información Financiera» (NIF), que incluyen los principios fundamentales que regulan el entorno en el que debe funcionar un sistema de información contable. En esta ocasión, nos centraremos en el principio de «sustancia económica».

¿Qué es la sustancia económica?

Este principio establece que el sistema de información contable debe ser preciso y enfocarse en la esencia económica de las transacciones para los usuarios de la información financiera. Esto se logra mediante el registro contable de todas las transacciones relevantes para la organización, tanto internas como externas, sin limitarse únicamente a su estructura legal. En caso de discrepancia entre la forma jurídica y la substancia económica de una operación, se debe otorgar prioridad al verdadero contenido económico sobre la formalidad legal.

Es crucial destacar que este principio implica una distinción clara y una primacía del aspecto económico sobre el marco legal. Esto se debe a que el registro contable de una transacción puede variar dependiendo de su naturaleza, por lo que las formalidades legales deben ser evaluadas en función de su verdadera esencia económica, con el fin de evitar distorsiones en el reconocimiento contable.

Es esencial destacar que el postulado subraya una clara distinción y predominancia del aspecto económico sobre el marco legal. Esto se debe a que el registro contable de una operación puede variar según su naturaleza. Por ejemplo, el transporte de mercancías desde la aduana hasta el almacén debe registrarse como parte del inventario (NIF C-4); sin embargo, si el transporte es para entregar el producto al almacén del cliente, se considera un gasto de venta (NIF B-3). Del mismo modo, si se traslada una copiadora de la sucursal “A” a la sucursal “B”, se clasifica como un gasto de administración (NIF B-3).

Marco contable sobre marco legal

Es esencial destacar que el postulado subraya una clara distinción y predominancia del aspecto económico sobre el marco legal. Esto se debe a que el registro contable de una operación puede variar según su naturaleza.

Un ejemplo de ello es el transporte de mercancías desde la aduana hasta el almacén debe registrarse como parte del inventario; pero, si el transporte es para entregar el producto al almacén del cliente, se considera un gasto de venta. Del mismo modo, si se traslada una copiadora de la sucursal «A» a la sucursal «B», se clasifica como un gasto de administración.

En el marco de las Normas de Información Financiera, es crucial registrar adecuadamente las situaciones en su totalidad, nunca de forma aislada. Por ende, las formalidades legales deben ser evaluadas en función de su esencia económica para evitar distorsiones en el reconocimiento contable.

Sin embargo, ante los cambios frecuentes en las normativas fiscales, es común que se pierda de vista la objetividad y la aplicación correcta de este principio. Esto ocurre debido a que se suele otorgar mayor peso al comprobante fiscal que a la verdadera naturaleza de la operación, que es lo que realmente determina su impacto en la entidad.

Características de la sustancia económica

El postulado fundamental de «sustancia económica» se caracteriza por lo siguiente:

  • Se enfoca en la esencia del negocio, delimitando claramente su alcance.
  • Reconoce y registra todas las transacciones que tienen un impacto en la organización, tanto internas como externas.
  • Da prioridad a la substancia económica de las operaciones por encima de su mera forma legal, destacando la importancia de evaluar el fondo de la transacción más allá de su apariencia jurídica.

Caso de sustancia económica

Uno de los ejemplos en el que se puede identificar el postulado de sustancia económica se puede observar cuando una persona física que percibe ingresos por comisiones solicita a crédito y cobranza que facture todos los pedidos de cierto mes, con la justificación de que serán entregados durante el mismo mes, ilustra claramente el principio de la sustancia económica sobre la forma legal.

Esto debido a que, pese a que se emitan los CFDI y se generen impuestos asociados a esas transacciones, el contador identifica que la verdadera operación de venta no se concretó en la fecha de facturación.

Este ejemplo ilustra cómo, en ocasiones, los comprobantes fiscales emitidos por las entidades económicas se incorporan a la contabilidad sin que realmente reflejen la substancia económica de las transacciones, ya que se da prioridad a las disposiciones fiscales sobre la verdadera naturaleza de los eventos económicos.

¿Listo para mejorar tu conocimiento contable? Explora nuestro portal “Siempre Al Día”y descubre cómo puedes optimizar tus prácticas financieras.

Gracias por llegar hasta aquí,
Equipo Siempre al Día 👋

Compartir

¿Contabilidad Siempre Al Día?

Con Alegra Contabilidad le das poder a tu trabajo, conoce la Contabilidad Inteligente y gestiona más rápido tu día a día.
guest
0 Comentarios
Feedbacks de Inline
Ver todos los comentarios

Notas relacionadas

Respuestas a las principales preguntas de la contabilidad en la nube.
08 Jul

5 min de lectura

noticias para contadores, comparte
Conoce qué es y cuáles son las implicaciones de la sustancia económica, así como las características de esta
09 Jul

5 min de lectura

noticias para contadores, comparte
Conoce qué es y cuáles son las implicaciones del negocio en marcha
24 Jun

6 min de lectura

noticias para contadores, comparte
0
Me encantaría conocer su opinión.x

Recibe información Siempre
Al Día en tu celular

Únete a la comunidad en WhatsApp donde podrás tener novedades y noticias
al momento, ¡y sin tener
que mover un dedo!