Buscar

Contabilidad sostenible: aspectos que evidencian que los contadores están ligados a la sostenibilidad

Con la emisión de la NIIF S1 de revelación de información financiera relacionada con la sostenibilidad se ha puesto sobre la mesa la función del contador público en la contabilidad sostenible. En este artículo encontrarás las novedades normativas al respecto y cómo el contador ha estado y seguirá ligado con la sostenibilidad.

Equipo Siempre al día

Actualizado el: 19 Jun 2024

Compartir:

9 min de lectura

Contabilidad sostenible

En junio de 2023 se emitió la norma internacional de requerimientos generales para revelar información financiera relacionada con la sostenibilidad —NIIF S1— que reúne diferentes lineamientos para proporcionar información sobre el presente y futuro de las entidades con relación a aspectos sociales, ambientales y de gobernanza.

Si bien esta norma es un gran paso para enfocar la atención en lo que realmente genera valor al público como lo es la gestión ambiental, el impacto social y el desarrollo sostenible en la gestión de la administración y gobierno corporativo, no es en sí algo que en el pasado haya sido ajeno para los contadores, ya que desde diferente normativa siempre se ha pedido una visión integral de la situación de las empresas.

Atendiendo esto, a continuación, se presentan diferentes motivos por los cuales los contadores siempre han estado y seguirán ligados a la sostenibilidad. 

Tip Alegra: Las NIIF S entran en vigencia para los períodos contables que van desde el 1 de enero de 2024 en adelante, no obstante, por ahora no ha sido adoptada formalmente su obligatoriedad en la normativa colombiana, se espera que próximamente se agregue a los marcos técnicos incorporados al DUR 2420 de 2015.

Dar fe pública y evaluar la hipótesis de negocio en marcha 

La fe pública es quizá el aspecto que más evidencia la relación de los contadores públicos con la sostenibilidad, de acuerdo con el artículo 10 de la Ley 43 de 1990, la fe pública es la forma legal en la que se testifica ante el público en general que los estados financieros y las revelaciones reflejan la situación financiera de la entidad.

Para dar fe sobre la situación financiera de una entidad es necesario contemplar si su modelo de negocio y la operación son y serán sostenibles, esto no se evalúa únicamente desde el resultado financiero, existen diferentes indicios que pueden generar alertas incluso mayores que una baja en rentabilidad o de liquidez para determinar si se cumplirá o no la hipótesis de negocio en marcha. 

Al respecto, el párrafo 2 de la NIIF S1 menciona que la capacidad que una entidad tiene de generar flujos de efectivo a futuro está inseparablemente ligada a las interacciones entre la entidad, sus partes interesadas, la sociedad, la economía y el entorno natural a lo largo de su cadena de valor. 

El reto en este punto para los contadores siempre ha sido desligarse de la parte operativa del registro de cuentas y migrar a una evaluación integral de las entidades generando informes que apoyen a la toma de decisiones por parte de inversionistas, clientes y en general las partes interesadas.

Tip Alegra: En el artículo Indicios que determinan si una entidad está incumpliendo con la hipótesis de negocio en marcha encontrarás ejemplos de indicios de incumplimiento con la hipótesis de negocio en marcha. 

La materialidad no es una ecuación numérica

El concepto de materialidad no ha cambiado con la emisión de las NIIF ni de las normas de sostenibilidad. Desde la emisión del Decreto 2649 de 1993 siempre se ha pedido a los contadores evaluar la naturaleza y circunstancias que rodean a los hechos económicos para determinar cómo estos pueden influir en la toma de decisiones, así no sean cuestiones significativamente relevantes en términos cuantitativos

Lo que sucede ahora, es que con los lineamientos de las NIIF S se refuerza que las empresas revelen información material o con importancia relativa sobre los riesgos y oportunidades relacionados con sostenibilidad, básicamente se le otorga protagonismo a la calificación cualitativa de las entidades sobre la cuantitativa.

A esto se suma el interés de la mayoría de usuarios de la información en participar en empresas que tengan un sentido social, que se preocupen por cuidar el medio ambiente y que tengan una dirección transparente y enfocada no solo en generar rentabilidad y caja sino en transformar su entorno. 

Para determinar la materialidad alineada a los principios de sostenibilidad, los contadores públicos no solo deben revisar cifras que tengan una participación importante en los estados financieros sino que se les pide revelar aspectos ambientales, sociales y de gobernanza que puedan influir en la toma de decisiones sobre:

  • La compra y venta de instrumentos de capital y de deuda.
  • El suministro o prestación de servicios de financiación.
  • El ejercicio del derecho a votar sobre las acciones de la gerencia.
  • Otros procesos que vinculen inversión, financiación en relación con clientes y proveedores.

Por todo esto se esperan notas a los estados financieros e informes complementarios que permitan llegar a evaluaciones más concretas sobre el impacto de las empresas en su entorno.

El poder de la información financiera conectada con la sostenibilidad

La NIIF S1 incluye el término de “información conectada”, el cual hace referencia a la necesidad de vincular revelaciones de las partidas de los estados financieros haciendo referencia a aspectos de gobernanza, estrategia, gestión de riesgos, métricas y objetivos con relación a la sostenibilidad.

Atendiendo esto y alineados al principio de materialidad, los contadores públicos, sin desatender los lineamientos de la presentación de estados financieros de propósito general, deben empezar a capacitarse aún más sobre términos y principios de sostenibilidad.

Una clave que se puede usar para determinar el impacto de las empresas que asesoran es validar cómo las estrategias que se han implementado están comunicándose con los objetivos de desarrollo sostenible. ¿Cuáles son? En esta infografía podrás conocerlos.

Al determinar esta conexión entre la empresa y el impacto en su entorno, se puede revelar información relevante sobre la gestión de la entidad frente a prácticas de sostenibilidad, por ejemplo, se puede revelar información sobre los siguientes aspectos:

  • Cómo se ha generado desarrollo a proveedores a través de capacitación, asistencia técnica y apoyo logístico.
  • Cómo a través del desarrollo de la empresa se beneficia una región o una población vulnerable.
  • Quiénes son los grupos de interés de la entidad y cómo se han visto afectados o influenciados por esta.
  • Cuál es la participación de mujeres y de minorías étnicas, religiosas o lingüísticas en roles de estrategia o dirección en la organización.
  • Cómo se gestiona la resolución de problemas sociales o ambientales a través una economía estable en pro de la salud financiera, el rendimiento y la mitigación de riesgos.
  • Cómo se difunde la información al interior de la organización y qué estrategias se tienen para el desarrollo y fomento de los colaboradores.
  • Cómo se ha gestionado la reputación corporativa en el mercado.
  • Qué estrategias se han implementado para lograr brindar un precio diferencial de mercado a proveedores y colaboradores.

Empezar a incluir este tipo de detalles y acciones puede poner a las empresas que se están asesorando en el foco de la inversión de impacto.

Identificación de riesgos y oportunidades desde la contabilidad sostenible

Seguramente, al leer los ejemplos anteriores surge la inquietud de que incurrir en prácticas de sostenibilidad genera un esfuerzo para las organizaciones. La respuesta es que probablemente sí.

Al respecto la NIIF S1 en diferentes apartados hace mención de que las entidades no necesitan realizar estudios técnicos especializados o una búsqueda exhaustiva de información para determinar los riesgos y oportunidades que enfrentan en torno a la sostenibilidad, ya que no se pretende que incurran en un costo o esfuerzo desproporcionado. Se trata más de identificar y prever eventos significativos o cambios importantes.

A continuación, se exponen algunos ejemplos de cómo desde el rol de contadores públicos se puede aportar en la evaluación de riesgos y oportunidades:

Cambio significativo enEjemplos de en qué escenarios identificar riesgos
La cadena de valor– Clientes que cambian insumos sostenibles por insumos que afectan el medio ambiente con el fin de reducir sus costos.
– Proveedores que empiezan a generar mayores emisiones de gases de efecto invernadero.
– Proveedores que requieren capacitación para mejorar la calidad de los procesos y productos debido a cambios en las características de los insumos.
El modelo de negocio– Entrar a nuevos mercados con diferentes regulaciones.
– Cambios en la estructura societaria que generan ampliación de la cadena de valor y cambios en la gestión de la misma. 
– Cambios en la estructura societaria generados por la pérdida o retiro de socios y la incertidumbre que se derive sobre nuevas estrategias para la entidad.
Exposición a riesgos y oportunidades relacionados con sostenibilidad– Nueva normativa que exige cambios drásticos en la ejecución de la operación de un proveedor, por ejemplo, la aplicación de la normativa de plásticos de un solo uso.
– Necesidad de reducir el consumo de agua en procesos productivos y no contar con la capacidad en maquinaria para lograr mejorar estos procesos. 

De acuerdo con el párrafo 44 de la NIIF S1, además de identificar riesgos y oportunidades, las entidades deben evidenciar principalmente:

  • Si utilizan análisis de escenarios para fundamentar su evaluación de riesgos.
  • Cómo llegan a conclusiones de acuerdo con la naturaleza, probabilidad y magnitud de los eventos que se puedan presentar.
  • Cómo determinan la priorización en la gestión de riesgos.

En todos estos procesos, el contador puede ser protagonista para apoyar la generación de informes, gestión de indicadores y coordinar la gestión de riesgos y oportunidades. 

Para documentar muy bien el proceso de determinación y gestión de riesgos se pueden tener en cuenta los lineamientos de las normas de control de calidad 1 y 2 —NIGC— y hacer uso de las herramientas tecnológicas que faciliten los procesos operativos para ocupar la energía en todos los procesos tácticos y de estrategia.

Tip Alegra: Minimiza los procesos operativos de tu equipo con el poder y la seguridad de la contabilidad inteligente de Alegra Contabilidad, tu solución en la nube.

¿Conocías el enfoque de la contabilidad sostenible? ¿Cómo ha sido tu experiencia en la gestión de sostenibilidad en las empresas que asesoras? Comparte tu opinión con otros colegas. 

Consulta más información de valor para llevar tu profesión a otro nivel gracias a todos los recursos que tienes disponibles en la sección de Contabilidad de Siempre Al Día

Gracias por llegar hasta aquí,
Equipo Siempre al Día 👋

Compartir

¿Contabilidad Siempre Al Día?

Con Alegra Contabilidad le das poder a tu trabajo, conoce la Contabilidad Inteligente y gestiona más rápido tu día a día.
guest
0 Comentarios
Feedbacks de Inline
Ver todos los comentarios

Notas relacionadas

En este artículo se exponen las recomendaciones y acciones de la agenda de trabajo 2024 a 2027 del IESBA.
16 Jul

7 min de lectura

noticias para contadores, comparte
En este artículo se exponen las novedades y aclaraciones de la JCC sobre el formulario de inspección a contadores.
10 Jul

4 min de lectura

noticias para contadores, comparte
En este artículo se exponen las recomendaciones y acciones del plan de trabajo del CTCP para el segundo semestre de 2024.
09 Jul

9 min de lectura

noticias para contadores, comparte
0
Me encantaría conocer su opinión.x

Recibe información Siempre
Al Día en tu celular

Únete a la comunidad en WhatsApp donde podrás tener novedades y noticias
al momento, ¡y sin tener
que mover un dedo!